En los valles bearneses, el queso se considera como un plato completo. Ya sea de leche de oveja, vaca, cabra o de leche mixta, el queso acompaña todas las buenas comidas.

Así, las fiestas del queso se inscriben hoy en la tradición de su confección.

La más famosa es, sin duda alguna, la Feria del queso de Laruns, también llamada “Hera deu Hromatge” (en lengua bearnesa).

Según la tradición, la Feria del queso de Laruns, con su mercado antiguo y sus diversas animaciones, tiene lugar el primer fin de semana de octubre.

Para esta ocasión, el pueblo se engalana de fiesta para volver a vivir las tradiciones: paja por el suelo, antiguos oficios, trajes, bailes y cantos tradicionales, gallina al puchero en los restaurantes…

Para cerrar las festividades, el mañana domingo se organiza un concurso que premia los mejores quesos del Valle de Ossau.